Compartir en

El mundo de la cosmética atraviesa una revolución. Los consumidores cambiamos y nuestros gustos, preocupaciones y motivaciones de compra son distintos. Hoy estamos más informados que nunca y consumimos marcas alineadas con nuestra manera de pensar. Y por eso, cada vez ganan más fuerza nuevas propuestas naturales y orgánicas que desafían la millonaria industria de la cosmética convencional.

Lush CosmeticsBite BeautyKoraTrue Botanicals… En el exterior, abundan las marcas de cosmética orgánica, natural y vegana. De hecho, la industria del green skincare mueve millones: según datos de la consultora Grand View Research, para 2025, el mercado de productos de cuidado personal orgánicos generará 25.110 mil millones de dólares de ganancias a nivel global. Hoy, tiene un crecimiento anual que oscila entre el 8% y el 10%. Incluso en países como Estados Unidos, tiendas de consumo masivo como Sephora, cuentan con un espacio exclusivo para los productos de clean beauty.

En Argentina, la cosmética green está de a poco ganando espacio. Según datos de la Organización Internacional Agropecuaria (OIA), en el país hay tres marcas de cosmética que tienen certificación orgánica: AnamevioFerrini Eco y Al Bosque. Y hay sólo una firma con certificación natural: María Magdalena. Hace poco también surgió Guiv, una iniciativa green creada por Guillermina Valdés. Se trata de una línea de productos para el cuidado de la piel con un 95% de ingredientes de origen natural, libres de parabenos, sulfatos, ftalatos, triclosán, sin derivados de animales, cruelty-free y con envases reciclables.

cosmética orgánica

Al Bosque en revista DMAG Nota sobre cosmética natural.

Por el lado de las grandes compañías, una de las más green del mercado es Natura. Entre sus acciones eco-friendly, han llevado a cabo la vegetalización de sus ingredientes, utilizan plástico reciclado post consumo (PET) en los envases y repuestos de sus productos y obtuvieron la certificación Cruelty Free.

De todas formas, la oferta local es escasa. “En Argentina no abunda la información sobre el impacto negativo de los ingredientes que se utilizan en los cosméticos convencionales”, explica Camila Naveira, cofundadora de la consultora Ethnos Strategy. Además, las grandes cadenas no ofrecen alternativas eco-friendly. Para adquirir estos productos hay que hacerlo en ferias o a través de las tiendas online. Y según Naveira, tiende a pensarse que son productos caros cuando no es así.

La cosmética natural y la orgánica tienen similitudes, pero no son lo mismo. La primera utiliza ingredientes 100% naturales y biodegradables, sin derivados del petróleo ni conservantes tóxicos. En la orgánica, la materia prima proviene de cultivos orgánicos certificados, sin intervención de químicos.

Tanto la cosmética natural como la orgánica son cruelty-free. “Los productos orgánicos y naturales no pueden ser testeados en animales, ya que desde la OIA estamos en contra de que sean utilizados para verificar la toxicidad de los cosméticos”, explica Daniela Zanotti, directora de gestión de la entidad encargada de otorgar la verificación orgánica o natural a las marcas.

¿Por qué pondrías en tu piel algo que no comerías? “Lo que ingerimos a través de las comidas no es la única forma de alimentarnos; los cosméticos también nos pueden nutrir o intoxicar.”, cuestiona Magdalena, una de las creadoras de María Magdalena.

“Al utilizar productos de cosmética orgánica le estamos dando a nuestro organismo algo que reconoce como propio, dice Lucila, alma máter de Al Bosque. “Nuestra piel integra todo aquello que proviene de la naturaleza, en cambio, con los productos de cosmética convencional, la piel reacciona. Una reacción puede ser una aparente humectación, pero con el correr del tiempo podría derivar en granitos, sensibilidad elevada y más, aclara.

Cualquiera sea tu elección, lo importante radica en leer las etiquetas, “y si hay algún componente con nombre muy largo o desconocido, sospechá del producto”, aconseja Daniela Zanotti. Back to basics, back to the roots. Así es la fórmula ganadora en la cosmética de hoy.

 

Por Pilar Tapia  (@pilitapiaa)

FUENTE – News DMAG

View this post on Instagram

COSMÉTICA ORGÁNICA CERTIFICADA por la Organización Internacional Agropecuaria. OIA . . 🌼Mas del 95% de los ingredientes provienen de cultivos orgánicos argentinos certificados, donde se protege la salud de la tierra y las plantas desde la semilla. . . 🌼Libre de aromatizantes, colorantes y conservantes nocivos. . 🌼Sin aceites minerales ni siliconas. . . 🌼Sin experimentación con animales. Libre de organismos genéticamente modificados. . . 🌼Buscamos la sustentabilidad en todo el proceso. . . . 🌼te invitamos a comulgar con los seres herbales presentes en los preparados, verdaderos guías en este camino de reencuentro con la naturaleza🌱 Foto @jade.sivori #naturaleza #cosmeticanatural #organic #cosmeticaorganica #productoargentino #cuidadofacial #coosmrticanatural

A post shared by Al Bosque (@albosquebio) on